miércoles, 18 de septiembre de 2013

La duda

Carta de Pier Paolo Pasolini 
 
Vivir en la contradicción, en el absurdo, en la duda no es tan difícil como parece. No tan imposible, al menos. La lógica es cómoda y rígida, pero sobre todo, conocida. Lo que escapa de sus límites, la incertidumbre, tiene un contra, la ambigüedad, el misterio; pero esto último es también su mayor encanto. Aquello que la convierte en apasionante.

1 comentario:

Mariaje Ruiz dijo...

Demasiado fácil vivir en la duda a veces. Fácil en el sentido de que hay asuntos muy propicios para deslizarse y caer en ella. O mejor dicho, situaciones que los hacen propicios, aunque en el fondo no lo sean. Y sí, apasionante el misterio. Pero la eterna duda escuece(aquí sería bueno coger el primer poema de "Tanto y ningún prodigio", aquel que te dije que juraría haber entendido). A veces la ambigüedad se vuelve demasiado parca, peligrosa incluso, y exige un pronunciamiento. Por eso es un gustazo cuando uno por fin se determina. Porque ya sabés, "cuando un indeciso encuentra su camino, es para siempre".