sábado, 5 de mayo de 2012

Jeudi


Llegó a casa tan guapo, elegante y sonriente, como siempre. Llevaba una americana áspera, gris y preciosa, con unas pequeñas solapas oscuras que querían simular que vestía otra chaqueta debajo.

Llegó cuando habían pasado las tres, tarde, como siempre. Y con los ojos llenos de la inocencia que sólo tienen los niños. Y con la boca tan curvada y tan enternecedora como a los tres años.

-¿Cómo te fue con el tipo este?
-Quiero estrangularlo. Por lo demás, todo bien -dijo con una carcajada.
-Por cierto, ¿cómo se llama?
-Domingo -respondió. -¡Y lo mataría el lunes!
Imagen: @martavidanlo






3 comentarios:

Chica del espejo dijo...

Genial.

Y respecto al burro, lo tiene mi abuela y se llama Arturo.

Marta (Tuki) dijo...

¡Muchas gracias! ¿Eres de Arcos de la Frontera?

Eingel dijo...

Y es que todo llega y todo se pasa

Besoooooos